El BRICS al tope del PBI mundial

El BRICS al tope del PBI mundial

10Abr23 0 Por Tramas

El grupo BRICS, integrados por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica hoy representan el 31,5 del PBI mundial, superando al G7 (integrado por Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y la Unión Europea), que ahora aportan el 30,5 %.

China es la locomotora que impulsa el crecimiento del BRICS y puede incorporar nuevos socios con los pedidos de incorporación de Irán, Argelia, Argentina y Turquía. También han manifestado interés Arabia Saudita, Egipto y Bangladesh.

Más allá de cuestiones estadísticas que muestran el declive de las potencias occidentales, la gran amenaza para Estados Unidos es que el BRICS avancen en la construcción de una moneda común que pueda cuestionar la hegemonía del dólar para las transacciones internacionales. Estados Unidos tiene una enorme deuda externa y una serie de desequilibrios estructurales que son compensados porque puede emitir dólares.

Lo que ha venido sucediendo en los últimos tiempos es que hay una parte de los grandes negocios que se están pactando en otras monedas. A modo de ejemplo, los combustibles que China le compra a Rusia y a Arabia Saudita. La utilización de monedas locales, también ha interesado a India, que en pocas décadas se convertirá en el país más poblado del mundo.  

En un escenario global  donde se ha acrecentado las disputas por la  energía y los alimentos, el bloque del BRICS que cuenta con los combustibles rusos, ha crecido en su influencia en Medio Oriente. También China está muy bien posicionado frente al crecimiento de las energías alternativas porque es el país con más reserva en “tierras raras”. Brasil es el primer exportador mundial de soja y de carnes. 

Estados Unidos que durante décadas asentó su hegemonía mundial en su poderío militar, ha tratado de llevar a ese terreno sus disputas geopolíticas, pero no pudo consolidar su poderío militar en Medio Oriente,  no ha podido vencer a Rusia en la Guerra de Ucrania, ni ha conseguido involucrar a China en una guerra con Taiwan.

Resulta evidente que en la conformación de los bloques en disputa no priman los acuerdos ideológicos, sino intereses económicos. La propaganda de que se trata de una disputa entre la Democracia y la Autocracia, es tan engañosa como la versión de que confrontan “Los Postergados del Mundo” contra un “Nuevo eje Nazi- fascista”.

De todas maneras la existencia del BRICS posibilita que, países como Argentina podrían repudiar su deuda externa, sin “caerse del mundo”. La existencia de otras opciones de intercambio comercial, han fortalecido la autonomía de los gobiernos. Las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, hacen daño a las economías de los países sancionados, pero han ido perdiendo su efecto disciplinador. Aquello de que ” Sin Nosotros, no se puede”, está empezando a pasar a la historia.