Nora Cortiñas: “Violencia es que este país no tenga para dar de comer a tanta gente”

Nora Cortiñas: “Violencia es que este país no tenga para dar de comer a tanta gente”

11Abr23 0 Por la retaguardia

Este jueves, la reconocida madre de Plaza de Mayo interpeló al presidente de la nación Alberto Fernández. “¿Se entera el presidente de que venimos a la plaza todos los jueves?”, dijo, invitándolo a que escuche lo que tienen para decir en la Ronda de las Madres Línea Fundadora. “Aunque sea podría mandar una persona que escuche y grabe y después leerlo en la casa de gobierno”. Indignada por la muerte de la niña de 3 meses el 31 de marzo a metros de la Casa Rosada se preguntó: “¿Cómo nos gobiernan que se mueren los chicos?”.

”.


Nora Cortiñas alzó su voz en una nueva Ronda de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora. Mostró su indignación por la muerte de la beba frente a la Casa Rosada. Y lo ligó de alguna manera a la agresión contra Sergio Berni: “Desgraciadamente, la violencia no es solamente pegar con un palo o darle una regia trompada a alguna gente. La violencia es que este país no tenga para dar de comer a tanta gente. Hace pocos días se murió una nenita que los padres habían llevado a la puerta de la Casa de Gobierno para pedir comida, trabajo, atención del Estado. La nenita estaba ya muy delicada de salud y se murió ahí, en la puerta de la Casa de Gobierno, República Argentina, siglo XXI… ¿Dónde vivimos? ¿Cómo nos gobiernan que se mueren los chicos? En las provincias se mueren porque no tienen ni un pan para comer. ¿Qué pasa en la Argentina? ¿Se entera el presidente de que venimos a la plaza todos los jueves? Venimos con todas las cosas para decir, para que el presidente no pueda decir nunca que no está informado. Acá, en la Plaza, 15:30, todos los jueves estamos los que tenemos algo para decir. Muy importante: el gobierno aunque sea podría mandar una persona que escuche y grabe y después leerlo en la casa de Gobierno y qué piensa de lo que se escucha en la calle”, interpeló.

La Retaguardia

Redacción: Eugenia Otero
Edición: Fernando Tebele
Foto: Archivo Natalia Bernades/La Retaguardia