Custodiando el patio trasero: tropas de Estados Unidos ingresan a Perú

Custodiando el patio trasero: tropas de Estados Unidos ingresan a Perú

23May23 0 Por Tramas

Después del golpe parlamentario para desalojar al presidente Pedro Castillo, Perú se convirtió en uno de los países más inestables de la región. La resistencia popular ha sido castigada con más de 60 personas muertas. La decisión de Estados Unidos de enviar tropas militares a ese país ratifica su preocupación por mantener a toda la región bajo su dominio, como proveedora subordinada de minerales, alimentos y energía.

EL congreso del Perú aprobó el 19 de mayo de este año el proyecto de Resolución Legislativa 4766 que autoriza el ingreso y la permanencia de tropas militares de EEUU entre el 1 de junio y el 31 de diciembre. Según este proyecto las tropas estadounidenses “realizarán actividades de cooperación y entrenamiento con las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional del Perú”. Como es de suponer se instalarán en las zonas más conflictivas, donde hay más resistencia al gobierno ilegítimo de Dilma Boluarte: Lima, Callao, Loreto, San Martín, Huánuco, Ucayali, Pasco, Junín, Huancavelica, Cusco, Ayacucho, Iquitos, Pucusana y Apurímac. El ingreso de tropas estadounidenses a un país de América Latina, para contribuir a sofocar una rebelión popular, marca un cambio en la política de Estados Unidos en relación a sus últimos años, donde estuvo más preocupado por intervenir en conflictos en Medio Oriente: Irak, Libia, Siria, etc.

No faltan los analistas que encuentran una vinculación entre los malos resultados obtenidos en esa región y su posterior repliegue a lo que ellos consideran su “patio trasero”. La primera ofensiva han sido las visitas de la Jefa del Comando Sur, la generala Laura Jane Richardson, que fijó la agenda de reducir la influencia china en la región, y precisó qué energías, minerales y alimentos interesan a Estados Unidos.

El envío de tropas para sostener gobiernos como el de Dina Boluarte, también representa una elevación de la política intervencionista de Estados Unidos contra los pueblos y gobiernos al sur del Río Bravo. Estados Unidos ya no se limita a ofensivas mediáticas, visitas de apriete diplomático, presión de organismos como el FMI, y operaciones de lawfare, ahora también empieza a mandar contingentes militares y asesores en represión.

Según el ex presidente de Bolivia, Evo Morales, la autorización de ingreso de tropas estadounidenses “ratifica que el Perú se gobierna desde Washington, bajo la tutela del Comando Sur”, también que “el pueblo peruano está sometido a poderosos intereses extranjeros mediados por poderes ilegítimos carentes de representación popular”.