7 de junio: un día del periodista distinto

7 de junio: un día del periodista distinto

9Jun23 0 Por Luís Angio

En el día de las y los trabajadores de prensa, uno de los gremios más golpeados por la realidad económica en nuestro país, recupera su derecho a tener la herramienta que le permite pelear por su salario y condiciones de trabajo

Foto: Luis Angió

En vísperas de nuestro día, y luego de una lucha de más de 10 años, ayer martes 6 la Cámara Nacional de Relaciones del Trabajo ratificó la resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación, de enero de este año, dando el reconocimiento legal al Sindicato de Prensa de Buenos Aires – SiPreBA – para que a partir de ayer mismo pueda sentarse a discutir y negociar salarios y condiciones de trabajo con los dueños de los medios gráficos, radiales y televisivos, tanto públicos como privados.

El reconocimiento por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación fue apelado por el viejo y burocrático sindicato, la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires -Utpba – que hasta ayer era quien se sentaba a negociar (o a arreglar amistosamente) con las distintas cámaras empresariales de medios, llevando a que sus trabajadores y trabajadoras perdieran en los últimos cinco años el 51% de su salario. En realidad, el recurso si bien fue presentado por la UTBA, el mismo fue apoyado por esas cámaras, para así impedir que un gremio democrático, surgido desde las bases se sentara a negociar de igual a igual.

El SiPreBA había convocado a una concentración y posterior conferencia de prensa en las puertas de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo este martes 6, a fin de que esta acelerara su resolución, que, aunque se sabía que no podía que ser otra que la ratificación de la resolución del Ministerio de Trabajo, la demora impedía sentarse a nuestro gremio a discutir en paritarias. La sorpresa llegó el mismo martes 6 a las 7 de la mañana donde el gremio se notificaba de esa resolución.

Este hecho hizo que se cancelara la ida a los Tribunales del Trabajo y nos convocáramos en la sede del sindicato en horas de la mañana para celebrarlo. A medida que íbamos llegando al primer piso del edificio de la calle Solís 1158, la alegría, los abrazos y las felicitaciones mutuas se sucedían constantemente. Compañeras y compañeros de muchos años en la tarea periodística, junto con una nueva camada que le da empuje a la organización gremial, comentábamos la importancia de que de ahora en más nuestro sindicato fuera quien iba a sentarse cara a cara con quienes nunca hubieran querido hacerlo, las negreras cámaras empresariales.

Llegar hasta aquí no fue fácil, hubo que sortear distintas alternativas, tanto legales como gremiales. Hubo que demostrar que el SiPreBA, tal como marca la Ley de Asociaciones Gremiales, es la organización que más afiliada/os tiene, corroborando en la mayoría de las empresas que gracias a la acción de sus delegada/os de base, y sus Comisiones Gremiales Internas, y la tarea cotidiana de quienes desde el gremio impulsaron la organización desde abajo, demostraron quienes son los legítimos representantes de las y los trabajadores de prensa.

En el acto que se realizó en el salón del primer piso Agustín Lecchi, Secretario General de SiPreBA dijo: “ Esto es producto de la construcción, a la militancia y a la conquista de la personería que habíamos tenido el 23 de enero”.

Guillermo Gianibelli, del equipo de abogados del gremio manifestó: “ Este es un hecho casi histórico, no es habitual                                                                          en nuestro régimen sindical desplazar personerías gremiales, o sea, obtener un beneficio sindical que lo tenía otro”.

Posteriormente Ana Paoletti. Secretaria Adjunta indicó “mañana nuestro sindicato cumple ocho años. Cuando decidimos constituirnos como sindicato para construir una nueva herramienta legal, desde ese momento soñamos con este día”.

Posteriormente Francisco “Pancho” Rabini, Secretario Gremial dejó en claro que “esta etapa que se abre no va a ser fácil”. Concluyendo Claudia Gaudensi, Secretaria General de la Federación de Trabajadora/es de Prensa – FATPREN- , y Secretaria Adjunta de SiPreBA:  “somos una actividad chica, precarizada, con salarios por debajo de la línea de la pobreza, pero con una fuerte convicción de que si no somos nosotros y nosotras los que estamos discutiendo como tiene que ser la tarea periodística y como tienen que ser nuestras condiciones dignas, estamos seguros que el periodismo va a ser lo que vemos hoy. Principalmente y en muchos casos un periodismo que está al servicio no de los sectores populares, sino de los grandes grupos económicos, de la ´casta judicial´, porque eso son… En este caso nos dieron la razón porque sabíamos que la victoria era nuestra”.

LA TAREA QUE HAY POR DELANTE

Foto: Luis Angió

De izquierda a derecha: Carla Gaudensi; Agustín Lecchi; y Ana Paoletti

A partir de ahora queda la tarea más importante que es recuperar nuestro gremio para romper la inacción y complicidad de años de manejo de una burocracia asociada a las grandes empresas de medios y multimedios de la comunicación.

Según la última encuesta realizada por el SiPreBA en estos meses de 2023, entre las y los trabajadores de prensa hay más pluriempleo. El 45% tiene salarios por debajo de la línea de pobreza. El 52% de las trabajadoras les dedica más de 6 horas diarias. Los varones solo el 28,4% ese mismo tiempo. Respecto a la violencia, el 18,5% de mujeres y disidencias afirmó haber sido víctima en el último año. Un 37,6% se auto percibe mujer y solo 1,7% como disidencias. Trabajan un 57% en radios, el sector más precarizado. El 57,6% afirmó tener dos o más trabajos y entre quienes tienen más de un empleo manifestó que es porque “el sueldo no le alcanza”.

Esos son algunos de los datos preocupantes que muestra la Encuesta Integral sobre la situación socioeconómica de periodistas del Área Metropolitana de Buenos Aires, realizada por nuestra Secretaría de Asuntos Profesionales en mayo pasado con la participación de más de 1000 trabajadoras y trabajadores de 140 medios de comunicación (privados, públicos y autogestivos) de prensa escrita, oral y televisada. 

Entre les trabajadores de medios Comunitarios, Alternativos y Populares, el 47% tiene como principal fuente de ingresos su trabajo en medios autogestivos. Pero el 46,3% se ve en la obligación de subsistir en base a otro trabajo distinto, por fuera de la actividad  (1)

En la otra punta se encuentran los “periodistas” que además de no estar agremiados, y no solidarizarse con sus pares cuando hay medidas de fuerza en sus lugares trabajo, sufriendo condiciones deplorables de trabajo, convirtiéndose en carneros y esbirros de las patronales, y voceros de los grupos económicos que responden a los intereses de distintos sectores políticos y que operan a su favor por suculentas pautas que se reparten generosamente.

Por todo esto y mucho más, en este día de recordación y conmemoración y de alegría por haber conquistado una herramienta de lucha para la defensa de los intereses de las y los trabajadores de prensa, y cumplir nuestra tarea profesional con honestidad y dignidad, poniendo la comunicación al servicio de los sectores más desprotegidos, nos quedamos la frase de Rodolfo Walsh: “El periodismo es libre o es una farsa, sin términos medios”.