La “liga del mal” sigue ganando amigos

La “liga del mal” sigue ganando amigos

14Sep23 0 Por Tramas

La política de sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea que se propuso convertir en parias a países como Irán, Venezuela y Corea del Norte, no está funcionando. Este fracaso devela la pérdida de influencia de Estados Unidos como potencia hegemónica.

El viaje del líder norcoreano Kim Jong-un a Rusia para reunirse con el Presidente Putín causó mucho molestar al presidente Biden. Pero las declaraciones de Kim lo agravaron: “Rusia se ha erigido hoy en defensa de su soberanía y seguridad nacionales para hacer frente a las fuerzas hegemónicas que se le oponen. Deseamos continuar desarrollando nuestras relaciones. Siempre hemos apoyado y seguimos apoyando todas las decisiones del presidente Putin y del Gobierno de Rusia”. Corea del Norte, es un país que se ha sostenido aislado del mundo, defendido por un poderoso arsenal nuclear, que promueve pensar que es mejor tenerlo de amigo que de enemigo.

Mientra esto ocurría, se desarrollaba la visita del presidente venezolano Nicolás Maduro a China, caracterizada por ambas partes como muy exitosa. Según informo la canciller Delcy Rodríguez se concretaron importantes acuerdos de trabajo conjunto en salud, educación, minería, industria, turismo, político social, hábitat y viviendas. En relación a Venezuela, los problemas ocasionados en los suministros de combustibles a la Unión Europea por causa de la guerra de Ucrania, han promovido que se atemperen las sanciones para la producción y exportación de hidrocarburos. Y es posible que haya otras buenas noticias en las próximas semanas.

La inclusión de Irán en los BRICS, acompañado por Arabia Saudita fue un golpe en la boca del estómago de la política exterior norteamericana. Esta decisión no solo rompe definitivamente el aislamiento de ese país sino que, permite a los BRICS controlar el 42% de la producción de petróleo y contar con el 80% de las reservas de ese mineral. Finalmente los nuevos acuerdos entre Arabia Saudita, Egipto e Irán, los tres países más poderosos de la región de religión musulmana, agrava el aislamiento de Israel.

La cumbre del G20 que se desarrolló en India se convirtió en otro trago amargo para Estados Unidos y la Unión Europea, porque no fue invitado Zelensky y no pudieron incluir una condena a Rusia como “país agresor”. Apenas, un llamamiento muy general a respetar la soberanía nacional y la integridad territorial de todos los países.

Para completar las malas noticias para las potencias occidentales, este viernes comenzará en Cuba, otro miembro de la “liga del mal”, la conferencia de los 77+ China, que reúne a mandatarios del Sur Global (en realidad, ahora son 134 países). Este grupo de naciones representa al 80% de la población mundial.  Estarán en agenda temas como las presiones para exigir pagos de la deuda externa, la falta de financiamiento para el desarrollo, etc. El fracaso de la política de Estados Unidos y sus aliados en condenar al aislamiento y la catástrofe económica a países que se han rebelado contra su política exterior, abre fisuras que pueden ser aprovechadas por nuevas rebeliones en otros países. Cuestiona los discursos que dicen que quien no paga al FMI las deuda (fraudulentas) “se cae del mundo”. Es cierto que el imperio en decadencia todavía puede seguir haciendo daño, pero en la segunda década de este nuevo siglo el mundo es más grande que los países sancionadores. Y abre nuevas posibilidades para soñar y construir proyectos de país más soberanos y solidarios.

Imagen: Xosé Tomas- Ilustraciones y Comics