Ramiro Marra, los españoles y la TV pública

Ramiro Marra, los españoles y la TV pública

26Sep23 1 Por Guillermo Cieza

El dirigente de La Libertad Avanza, Ramiro Marra cuestionó al canal PakaPaka porque difunde una versión histórica que critica al colonialismo español, y propuso privatizar la TV Pública.

Entrevistado en Crónica TV por el periodista Tomás Mendez, el candidato a Jefe de Gobierno porteño del partido de Javier Milei, argumentó su postura alegado que él era español. Marra obtuvo la ciudadanía española, como lo han hecho muchos jóvenes de clase media y alta que han conseguido un pasaporte de algún país que les permita circular sin inconvenientes por la Unión Europea. Se amparan en legislaciones de esos países que permiten a nietos, y en algunos casos bisnietos, de españoles, italianos, etc., tramitar la nacionalidad de sus ancestros.

Pero lo de Marra, no queda allí. También pretende pensar como un español de clase alta, oligárquica o franquista, que considera que la invasión protagonizada por Cristobal Colón y sus secuaces, tuvo fines civilizatorios.

Como le recordó el periodista, hoy ya no se discute que la invasión europea le costó al continente la vida del 90% de sus habitantes en solo 150 años años de dominio. Pero Marra, que pertenece a la casta de quienes creen que este es un país de mierda y se asume orgullosamente europeo, elige creerle a su mamá que, según dice, “es profesora de historia”.

La postura de Marra está en sintonía con la de Mauricio Macri, que le pidió perdón al rey de España, porque nuestros ancestros argentinos y argentinas, criollxs, mestizxs, negros y originarixs, decidieron luchar contra el colonialismo y declararse independientes en 1816  “de España  y de toda dominación extranjera”.

Quienes se proponen sorprendernos con su originalidad, no pueden hacerlo: cipayos y vendepatrias ha habido siempre.

Por ejemplo, en 1815, Carlos Alvear, Director Supremo de Las Provincias Unidas le escribió a Lord Strangford, embajador inglés en Río de Janeiro: “Estas provincias desean pertenecer a la Gran Bretaña, recibir sus leyes, obedecer a su gobierno y vivir bajo su influjo poderoso. Ellas se abandonan sin condición alguna a la generosidad y buena fe del pueblo inglés, yo estoy resuelto a sostener tan justa solicitud para librarlas de los males que las afligen.” “Es necesario que se aprovechen los buenos momentos, que vengan tropas que impongan a los genios díscolos y un jefe plenamente autorizado que empiece a dar al país las forman que fueren del beneplácito del Rey.”.

Para rematar su intervención Ramiro Marra propuso la privatización de la TV Pública. Estimó que en el lugar donde se encuentra instalada se puede construir un edificio torre de 100 metros y hacer un excelente negocio.

La idea de privatizar lo público tampoco es novedosa. Carlos Menem, que proponía tener “relaciones carnales” con Estados Unidos, privatizó a la TV oficial: Argentina Televisora Color (ATC). También al Canal 11 y Canal 13,

Pero además, también privatizó: YPF, los Puertos, Aerolíneas Argentinas, Astilleros, Banco Hipotecario Nacional, Bancos provinciales, ELMA,  Fábricas Militares, Ferrocarriles, Gas del Estado, Agua y Energía Eléctrica, Servicios de Agua, HIDRONOR; HIPASAM, Petroquímica Bahia Blanca, petroquímica Mosconi, Radio Belgrano, Radio Excelsior, altos Hornos Zapla, Yacimientos Carboníferos Fiscales, Obras Sanitarias, Telefónica, SEGBA, etc.

Quizás por eso, el jefe de Marra, Javier Milei, ha declarado que admira al gobierno de Menem.

Personajes como Marra y como Milei son hijos de un país donde supuestos próceres, como Alvear, Roca o Rivadavia, siguen siendo homenajeados con sus nombres en las calles y donde el menemismo todavía sigue impune. Los dichos de Marra tratando de cancelar a Zamba, el personaje de la tira histórica de PakaPaka, vuelven a introducirnos en un debate necesario.