Malí, fue demasiado…

Malí, fue demasiado…

1Dic23 0 Por Tablón Argento

Los pibes del Sub 17, fueron ampliamente superados por la selección de Malí que mostró una gran potencia física y un gran nivel de juego.

Un chiste que circula en medios futbolísticos dice que el problema con la categorías juveniles africanas es que los jugadores recién anotan su nacimiento en el Registro Civil, cuando pueden llegar al pueblo montados en elefantes. Seguro no es cierto, pero es evidente que los pibes de Malí eran físicamente más grandes que los nuestros y que en las disputas mano a mano, casi siempre ganaban ellos.

El problema de justificar nuestra derrota por la superioridad física, lo crea Hamidou Makalou, un gurrumín africano, que enloqueció a la defensa argentina y que coronó su actuación con un gol maradoniano. Pudo haber convertido otros, casi le rompió el travesaño al buenazo de Jeremías Florentin, y obligó a otras intervenciones de nuestro arquero que evitó una goleada mayor.

La estadística dice que Mali pateó 15 veces al arco y la Argentina solo 4. Pero no dice que los lujos y el desenfado, esta vez, solo fueron del equipo africano.

Nos tocó perder con quien seguro fue el mejor equipo del mundial. El que no llegó a la final porque en su partido con Francia sufrió una expulsión a los diez minutos del segundo tiempo. Nos dieron una lección de entrega y buen fútbol. Con esas derrotas se aprende.

La selección argentina sub 17 terminó cuarta en el mundial de Indonesia, redondeado una muy buena actuación. Estamos entre los mejores. Esto no significa que siempre vamos a ser campeones, y que siempre vamos a poner en la cancha al que pinta como sucesor de Messi. Hoy, Makalou, jugaba para Malí.

Foto: Depor.