Israel y Estados Unidos planean la deportación total de Gaza

Israel y Estados Unidos planean la deportación total de Gaza

10Dic23 0 Por Marc Vandepitte

Deportar a todos los gazatíes es el plan conjunto de Estados Unidos e Israel, según el cual los palestinos serán «reubicados» a Egipto, Irak, Turquía y Yemen. Esta limpieza étnica a gran escala se presenta cínicamente como un plan de ayuda «moral y humanitaria».

Foto: Un barrio de Gaza totalmente destruido (Printscreen The Grayzone)]

Cazados como ratas

Pocas veces en la historia reciente se ha producido una matanza tan intensa y masiva de civiles y niños como la de estos momentos en Gaza, uno de los lugares más densamente poblados del mundo. La destrucción del norte de Gaza en menos de siete semanas se aproxima a la devastación causada por años de bombardeos de saturación sobre las ciudades alemanas durante la Segunda Guerra Mundial. Según la Organización Mundial de la Salud cada diez minutos se mata a un niño.

Más de la mitad de la ciudad de Gaza ha quedado destruida, incluidas escuelas y mezquitas. Los hospitales ya no funcionan. Las panaderías están cerradas y casi no queda agua potable. La destrucción y la matanza se realizan a escala industrial, utilizando Inteligencia Artificial.

Primero se expulsó a la población del norte, pero ahora es el turno del sur, con intensos bombardeos y una ofensiva terrestre contra la ciudad de Khan Younis. Un alto funcionario del organismo de ayuda humanitaria de la ONU afirma que las condiciones allí son ahora apocalípticas.

Ningún niño tiene acceso ilimitado a cuidados, nutrición o agua. Se avecina una hambruna. Y como las alcantarillas ya no funcionan, habrá brotes masivos de enfermedades.

Ahora se insta a los gazatíes a salir hacia Rafah, el punto más meridional de Gaza, donde también se encuentra el puesto fronterizo con Egipto.

El objetivo oficial de Israel es eliminar a Hamás, pero la ferocidad y la crueldad con las que despotrica el ejército israelí delatan que se trata de una excusa para otro fin: la expulsión completa de la población de Palestina, empezando por Gaza.

Según el filósofo judío Moshé Machover, ese plan existe desde hace mucho tiempo: «En realidad, se espera el momento de expulsarlos definitivamente a los países vecinos. Solo será posible durante una guerra a gran escala y me temo que Israel está dispuesto a provocarla». Lo dijo en 2017.

Nuevo plan de deportación

Israel quiere aumentar tanto el grado de inhumanidad que los residentes de Gaza finalmente no tengan más remedio que marcharse. Ese parece ser el plan oculto, aunque cada vez se menos oculto.

A finales de octubre ya se filtró un plan, del Ministerio de Inteligencia israelí, que preveía una deportación final de la población de la Franja de Gaza al desierto del Sinaí, en Egipto. Egipto se opuso rotundamente.

Pero Israel está decidido a continuar esta limpieza étnica a gran escala. En un reciente artículo de opinión publicado en el Wall Street Journal, dos miembros israelíes de la Knesset pedían a los países occidentales que acogieran a refugiados palestinos. Gila Gamliel, ministra de Inteligencia, escribió un artículo de opinión similar en el Jerusalem Post, en el que sugería el «reasentamiento voluntario» de los palestinos de Gaza en otros países del mundo.

Ahora ha surgido un nuevo plan. Se trata de un plan conjunto de Estados Unidos e Israel en el que quieren deportar a la población de Gaza a cuatro países: Turquía, Egipto, Irak y Yemen, de manera que Egipto cargue solo con ello. También se conocen ya las cifras por países: un millón de palestinos irían a Egipto, medio millón a Turquía, 250.000 a Irak y otros 250.000 a Yemen.

Los cuatro países mencionados son países que ya reciben generosas ayudas de Washington. El plan establece que dicho apoyo estará vinculado a la voluntad de acoger a los habitantes de Gaza. En otras palabras, los cuatro países se enfrentarán a graves presiones financieras y quizás diplomáticas para «recibir» a los gazatíes.

El país clave es Egipto, que debe abrir su frontera. Joe Wilson, exdiputado republicano y uno de los iniciadores de este plan, lo dice muy claramente. Según él, «la única forma moral [de resolver el problema de Gaza] es garantizar que Egipto abra sus fronteras».

«Israel intenta minimizar las víctimas civiles en la Franja de Gaza, pero Hamás no permite la salida de los refugiados y Egipto no está dispuesto a abrir sus fronteras», escriben los autores del plan en su párrafo inicial. Mientras tanto, se masacra a seis niños por hora…

Para su planeada deportación del pueblo palestino, el plan se remite a otras fuentes recientes de conflicto. «No sería la primera vez que otros países aceptan refugiados», afirmaba el plan. Los autores se refieren a los seis millones de ucranianos que huyeron del país a Polonia, Alemania y la República Checa, entre otros. Casi cinco millones de sirios también se han «mudado» a Turquía, Líbano y Jordania, mientras que otros países de Oriente Medio y Europa han acogido a cientos de miles de sirios.

El plan se ha presentado a figuras clave de la Cámara de Representantes y el Congreso de Estados Unidos, y puede contar con el apoyo tanto de demócratas como de republicanos. Se presenta cínicamente la prevista limpieza étnica a gran escala como un plan de ayuda «moral y humanitaria»:

«Las fronteras vecinas han estado cerradas durante demasiado tiempo, pero ahora está claro que para liberar al pueblo de Gaza de la opresión tiránica de Hamás y permitirle vivir sin guerras ni derramamiento de sangre, Israel debe animar a la comunidad internacional a encontrar las vías correctas, morales y humanas para reasentar (sic) al pueblo de Gaza». Un ejemplo perfecto de neolengua.

El plan también arremete con firmeza contra la UNRWA, la agencia de la ONU dedicada a la ayuda y el desarrollo de los refugiados palestinos en Oriente Medio. Acusan a la agencia de «promover el relato de los refugiados» y de «frenar la rehabilitación de los refugiados palestinos durante más de 70 años y, de hecho, ha agravado la crisis de los refugiados». Por eso quieren que se cierre la agencia.

* * *

Puede que estemos en vísperas de una deportación masiva de palestinos, una segunda Nakba (la expulsión masiva de palestinos de Palestina al fundarse el Estado judío en 1948).

Si a los países occidentales les queda una pizca de credibilidad, deben tomar medidas inmediatas. Deben imponer sin demora sanciones económicas y diplomáticas a Israel, además de convocar al Consejo de Seguridad para condenar y frustrar el siniestro plan estadounidense-israelí. Si no, son cómplices de esta catástrofe humanitaria anunciada.

Fuentes: Rebelion

Traducido del neerlandés para Rebelión por Sven Magnus

Senior US lawmakers review plan linking Gaza refugee resettlement to US aid to Arab countries
US lawmakers review plan linking Gaza refugee resettlement to American aid to Arab countries
US Congress is reviewing a plan to facilitate an ethnic cleansing of Palestinians in Gaza
Israel and America’s plan to move the people of Gaza to Iraq, Egypt, Turkey and Yemen

Artículo original: https://www.dewereldmorgen.be/artikel/2023/12/06/israel-en-de-vs-plannen-volledige-deportatie-van-gaza/

Foto de Portada: BBC