Las largas vacaciones del 2024

Las largas vacaciones del 2024

11Dic23 0 Por Tobi Aguirre

Querido diario:

 Las vacaciones de este año 2024 estuvieron buenas porque tuvimos a papá y mamá en casa, y también  malas porque no fuimos a ningún lado, a pesar de que hacía mucho calor.

La reunión por la fiestas de fin de año estuvieron muy divertidas. La familia está muy dividida, por culpa de la política. Han pasado los meses y siguen peleados. Ahora dicen que ninguno lo votó a Milei, pero las cosas no quedaron bien. Mi papá dice que mi tío Raúl  siempre fue un pelotudo y que la tía Marisa es una naba a pedal.

La abuela dice que lo que pasó con la familia fue parecido a lo que pasó en la dictadura. Porque cuando la metieron presa a la hija de la tía Chocha todos decían que “en algo andaría”. Cuando desapareció Julito, dijeron que era una confusión y seguro iba a aparecer en alguna comisaría u hospital. Y cuando se la llevaron a Marisa, todos estuvieron de acuerdo que estábamos viviendo en una dictadura, a la que nunca habían apoyado.

Mi papá dice que el pueblo argentino se merece que lo gobierne un tipo como Milei. Mi mamá que es más buena, dice que solo se lo merece la mitad. Yo creo que los chicos no tenemos la culpa. El cura de la iglesia dice que somos todos culpables, pero que además el diablo metió la cola.

Lo bueno de estos meses es que aprendimos palabras nuevas: stockear, ajuste, devaluar, motosierra, estanflación. Estamos más pobres pero hemos enriquecido nuestro vocabulario.

En la televisión dijeron que va a mejorar la educación porque no va a haber paro. La maestra estaba un poco aflijida pero ya se va a consolar. Seguro fue porque nos estaba extrañando. En el curso somos 37 y parece que la onda este año va a ser que se acabe la mariconada. Vamos a jugar a pegarnos. Nosotros ya formamos un grupo y nos pusimos: “la brigada quiebra huesos”.

Lo que está bueno en la escuela es que los chicos están cada vez mas creativos. En el baño organizamos un concurso de grafittis y nosotros escribimos: “el profe de música es puto”.  Pero nos ganó el grupo de ”los gendarmes matapiojos” que pintó:  “No es olor a mierda, es olor a bolita”.

Mi papá dice que tiene una foto del tío Raúl aplaudiendo en la Plaza de Mayo cuando le avisaban que lo iban a dejar sin empleo.  En la familia, todos están enojados con él, pero yo creo que el tío aplaudía porque le gustan las vacaciones, igual que a mi. 

Ahora en la familia somos todos “emprendedores”. Mi mamá hace tortas, mi papá hace fletes y yo vendo chocolates y turrones en la escuela más baratos que el kiosko de la cooperadora.

La abuela está muy amargada, porque dice que la jubilación no le alcanza ni para pagar los remedios y porque los más chicos no nos despegamos del celular. Dice que el aparatito nos pone tarados y que después votamos a cualquiera. La abuela es una rezongona, pero nos es mala. A veces nos hace regalos. Cuando ella viene de visita yo me escondo en el baño, y me pongo a mirar las aventuras del perro Conan.

Mi papá dice que el mes que viene se pudre todo. Que no hay plata en la calle, que no se aguanta más. Pero en la familia no le hacen mucho caso. Desde que cambió el gobierno siempre dice lo mismo.

Querido Diario: La seguimos otro día. Te pido perdón porque lo que escribí es un bajón. Pero como dice el Presidente: para quienes hemos sido esclavos no es fácil aprender a vivir en libertad.

Tobi Aguirre, el de primer año C.