Todo mal para Zelenski

Todo mal para Zelenski

17Dic23 0 Por Tramas

La cadena informativa  estadounidense CNN comentó que el líder ucraniano ha padecido una “semana terrible”, producto de sus “catástrofes financieras”. El problema es mucho más grave que la falta de apoyo económico que está padeciendo su  gobierno.

.

La gira américana de Zelenski, que empezó con la participación en la asunción de Javier Milei, ha sido un completo fracaso. A la Argentina no concurrió ningún peso pesado de la política mundial, y debió conformarse con compartir una foto con presidentes como los de Paraguay, Chile, Uruguay y Ecuador. Para completar su desazón, lo ubicaron en la ceremonia junto al primer ministro de Hungría, Viktor Orban, que encabeza la campaña para que Ucrania deje de ser financiada con por la Unión Europea. En el viaje hacia el Norte con destino Estados Unidos, Zelenski, hizo una escala en Brasil para cargar combustible e intentó reunirse con Lula, pero no consiguió que lo atendieran.

El presidente ucraniano llegó a Estados Unidos con la misión de destrabar un aporte de 61.000 millones de dólares, paralizado por los republicanos en el Congreso. Se reunió con Biden y con una comisión de legisladores, pero todo lo que se llevó fue un préstamo de 900 millones de dólares del FMI, y un aporte de 200 millones del gobierno demócrata. El complejo militar industrial estadounidense y las petroleras han apoyado la guerra de Ucrania y la prolongarían indefinidamente porque le reportan grandes ganancias, pero otros sectores dominantes y buena parte de la opinión pública, quiere que se acabe lo antes posible.

De regreso a Europa viajó a Alemania donde se reunió con uno de sus más fervorosos aliados, el primer ministro Scholz, tratando de promover un avance en la integración de Ucrania a la UE, y agilizar el préstamo de 50.000 millones de euros.  Lo concreto, es que estás dos iniciativas están trabadas, por la resistencia de algunos países, encabezados por Hungría, a seguir aportando fondos a lo que consideran “un agujero negro”, donde los dineros se pierden y no se registran avances en el campo de batalla. El gobierno ucraniano no solo está demostrando que no puede conseguir triunfos militares, sino que además es acusado por graves hechos de corrupción. Lo concreto es que, al final de la gira, Zelenski debe reconocer que solo tiene fondos para continuar la guerra hasta principio de enero de 2024.

Otro problema que enfrenta Zelenski, en su propio país, es la pérdida de confianza de su pueblo sobre las posibilidades de ganar la guerra. La contraofensiva de primavera, anunciada como una gran campaña militar que terminaría expulsando a los rusos del territorio ucraniano, fracasó por la imposibilidad de hacer retroceder a las líneas defensivas enemigas y dejó un costo de miles de muertos.

Un 50% de ucranianos considera hoy, que lo mejor es afrontar negociaciones de paz, aún pagando el costo de ceder territorios. Ese desaliento se expresa también en las enormes dificultades que tiene hoy el gobierno en encontrar soldados dispuestos a incorporarse al ejército. En Ucrania existe una prohibición para los hombres entre 18 y 60 años de abandonar el territorio, y son reclutados donde se los encuentra. Sin embargo el diario austríaco Express, advierte que no menos de 650.000 ucranianos en edad de cumplir el servicio militar han huido del país. Por otro lado, los mercenarios que se integraron a las filas ucranianas han desertado, quejándose del mal pago y de no ser provistos de los recursos prometidos.

Esa desconfianza en la orientación promovida por Zelenski frente a la guerra, se refleja también en encuestas que indican que apenas cuenta con el apoyo del 30% de la población. Por el contrario el Comandante en Jefe de las Fueras Armadas ucranianas, Valeri Zaluzhny, que propone iniciar negociaciones de inmediato, cuenta con el 70% de adhesión. Este militar apodado “El General de Hierro”, se hizo muy popular por triunfos obtenidos en 2022, contra las fuerzas rusas. La épica del actor humorístico Zelenski ha dejado de motivar, y las mejores expectativas se depositan en un general que ofrece una mirada más realista sobre el pantano en que está metido Ucrania.

En el mes de marzo  de 2024, corresponde que en Ucrania se efectúen las elecciones presidenciales. Zelenski tiene muy pocas posibilidades de renovar su mandato. Pero podría suceder que decida suspenderlas alegando que el país está en guerra. Si esto ocurre, las posibilidades de que se produzca un golpe de Estado, que lo desplace del poder, son muy elevadas.