Masiva y federal: histórica manifestación acompañó al primer paro contra Milei

Masiva y federal: histórica manifestación acompañó al primer paro contra Milei

25Ene24 0 Por Andrea Arrigoni y Juliana Díaz Lozano

El 24 de enero de 2024 quedará como una fecha histórica. Fue el primer paro nacional contra el gobierno de Milei, fue en enero y fue verdaderamente masivo y federal.

Cobertura conjunta de ContrahegemoníaWeb y Tramas

Como suele ocurrir con estos hitos, hay controversias sobre la cantidad de personas movilizadas. Desde el gobierno minimizan la medida, que para referentes de las organizaciones convocantes llevó a alrededor de 500mil personas a Plaza Congreso, y alrededor de un millón y medio en todo el país. Los videos y reportes desde diferentes localidades, grandes, medianas y pequeñas dan cuenta de una movilización que desde hace años no se producía con tal masividad y unidad.

Lo que es innegable es que las dirigencias sindicales fueron empujadas por las bases populares a convocar a esta medida que superó ampliamente el convite de la CGT y de las CTA. También porque están en juego las estructuras sindicales como tales por diversas estrategias que el gobierno intenta instrumentar. Esto también significaría la pérdida de poder de estas burocracias. A las organizaciones gremiales, con presencia contundente de aparato y también con sectores significativos del sindicalismo combativo, se sumaron en todo el país organizaciones sociales, territoriales, políticas y un amplio activismo cultural, de derechos humanos, académico, feminista, originario, ambiental. El otro dato saliente es que nuevamente, el protocolo antiprotesta de Bullrich, quedó ridiculizado, sin aplicación más allá de declamaciones de la Ministra y algunos intentos infructuosos por contener en las veredas a las personas durante los primeros momentos de las manifestaciones.

En Buenos Aires, desde temprano, Plaza Congreso se fue poblando de las más diversas banderas. Camioneros, ferroviarios y otros gremios mayoritarios dentro de CGT ocuparon las inmediaciones del escenario donde se esperaba el acto para las 14, con Pablo Moyano y otros dirigentes. A las 11 de la mañana, una enorme masa humana, transpirada y de cara al sol ya cubría la plaza y sus calles aledañas. En el medio de la plaza se veían las banderas de organizaciones sociales como la Coordinadora por el Cambio social y La Poderosa. En la Avenida de Mayo se agolpaban las dos CTA, las asambleas y las expresiones de la cultura, la asociación de inquilinos, colectivos socioambientales, la campaña de Ni una menos, y por el aborto legal, la Autoconvocatoria por suspensión del pago a la deuda externa, el gremio de aceiteros, lxs trabajadorxs de la salud, los metrodelegados del subte, trabajadorxs del CONICET, gremios docentes, desde los partidos de izquierda hasta una columna de la UCR, entre otras expresiones diversas que se manifestaban por las distintas calles.

Además de las columnas organizadas, la afluencia permanente de gente confirmaba que el paro superaba una expresión exclusivamente gremial, para transformarse este acto en una expresión popular, robusta y alegre a pesar de tanta agresión sufrida por el gobierno de Milei-Villarruel en solo un mes de gobierno. Las columnas abigarradas, seguían por Avenida de Mayo, colmada de manifestantes  hasta llegar a la avenida 9 de julio y se extendían por las calles paralelas. Más de diez cuadras compactas, expresaban una diversa y contundente respuesta de rechazo al DNU y a la reaccionaria Ley Ómnibus del gobierno de ultraderecha. A las 14hs. se produjo la lectura del documento, luego hablaron Pablo Moyano y Héctor Daer y el brarsilero Rafael Freire Neto, Secretario General de la Confederación Sindical de Trabajadores y Trabajadoras de América Latina. Cerró el acto Tati Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora recordando a lxs 30000 detenidxs desaparecidxs durante la última dictadura militar.

Compartimos testimonios de algunxs participantes contando sus motivos para parar y movilizar.

Karina, integrante de la Coordinadora por el Cambio Social, definió a la jornada como un día especial para la clase trabajadora. “Las organizaciones sociales nos unimos a este paro a nivel nacional, rechazando las medidas del gobierno, el ajuste feroz y el recorte de recursos para la subsistencia en los barrios populares”, afirmó y agregó, “Estamos padeciendo hambre en un país donde esto no tendría que pasar”.

Ivana de la Red de Acción por el Buen Vivir se movilizó en Tucumán en conjunto con la multisectorial. “Sostenemos que el DNU ataca totalmente la vida en la tierra y nos prohíbe defendernos”, explica. “Junto a los pueblos ancestrales estamos unidos marchando en el primer paro nacional”.

En esa misma ciudad del NOA, estudiantes del Movimiento de Unidad de Secundarios de Tucumán, reclaman por las condiciones de la educación, los sueldos congelados en un marco de más de un 200 por ciento de inflación y un presupuesto que ya era insuficiente en 2023 y se replica este año.

Desde la Asamblea Autoconvocada contra el gobierno de Milei de Necochea se manifestaron en conjunto con los sindicatos y otros sectores a nivel local y rescataron la articulación con otras asambleas autoconvocadas de la costa como forma multisectorial de organización de lxs vecinxs.

En Chubut hubo movilizaciones multitudinarias en Comodoro Rivadavia, Trelew, Puerto Madryn, Esquel y Rawson. Además de los gremios alineados con la CGT, participaron activamente la ATECH (docentes provinciales), colectivos culturales, feministas, asambleas socioambientales, partidos de izquierda y varios sindicatos que sumaron su voz contra el DNU y la Ley Ómnibus. También se sumaron muchos vecinos y vecinas sin identificación orgánica. La Multisectorial de Comodoro Rivadavia, donde movilizaron 20mil personas, evalúa convocar futuras medidas, más allá de lo que definan las centrales, para condicionar el tratamiento de la Ley la próxima semana.

Lxs docentes de la Ciudad de Buenos Aires, agrupadxs en ADEMYS movilizaron señalando los aspectos regresivos del DNU y la Ley Omnibus para los derechos laborales y la educación. Amanda Martín, Secretaria Adjunta se pronunció por el comienzo de un plan de lucha para defender las conquistas históricas y la educación pública.

Mirta Israel, referente de Unidxs por la Cultura, planteó que todos los artículos de la Ley, el DNU y el Protocolo afectan al sector que representa, “no solo el capítulo referente a cultura”. Por eso, agregó, “vamos a seguir en las calles para dar batalla por todos los derechos”.

Pablo, del Movimiento de Unidad Latinoamericana para el Cambio Social, también definió al paro como una “jornada importantísima para la clase trabajadoras y el movimiento popular frente a agresión gigante del gobierno de Milei, la gran burguesía y los monopolios” y se pronunció por la continuidad de un plan de lucha.

Leticia de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto comenta que “muchas de las medidas que plantea la Ley Ómnibus afectan directamente la implementación de la interrupción voluntaria del embarazo”, y agregó: “si bien la ley desde que se sancionó tiene muchas dificultades en su implementación en todo el territorio nacional, con la aprobación de este proyecto, se dificultaría aún más”. Y subrayó, “el transfeminismo está presente en este paro”.

Lxs trabajadorxs del sector de plataformas también hicieron paro y movilizaron. Belén, integrante de SITRAREPA, Sindicato de base de Trabajadorxs de Reparto por Aplicación, explicó sus reivindicaciones específicas. “Exigimos la continuidad de este paro en un plan de lucha porque lxs repartidores no tenemos ningún derecho laboral. Hoy estamos completamente vulneradxs, expuestos en la calle y vemos que es importantísimo traer nuestros reclamos”. También unió estas demandas a las de lxs trabajadorxs formales: “vemos problemáticas todas las medidas de este gobierno que lo que hacen es atacar la Ley de Contratos de Trabajo, que es una referencia para nosotrxs, para poder conquistar los derechos, vacaciones pagas, ART, seguros de vida”. Además, reclaman su reconocimiento gremial para poder reclamar los derechos formalmente.

Diversas agrupaciones de jubiladxs y pensionadxs movilizaron. Omar Godoy, referente nacional de Adultos mayores del Frente Grande, advirtió el avance del gobierno sobre el Fondo de Sustentabilidad de la ANSES y planteó que el sector se encuentra “en rebelión total contra un gobierno que viene a cortarnos derechos y que ha tomado como variable de ajuste a todos los jubilados, los pensionados y discapacitados del país”.

El sector aeronáutico paralizó la totalidad de los vuelos de Aerolíneas Argentinas desde las 0 horas del 24 y movilizó en una columna de unas 2000 personas. Edgardo Llanos, Secretario General de la Asociación del Personal Aeronáutico  y Secretario Adjunto de la CTA de los Trabajadores rescató que con un amparo lograron frenar el capítulo laboral del DNU pero la lucha sigue. Sobre el acatamiento al paro dijo: “Aerolíneas Argentinas tuvo que cancelar más de 250 vuelos y no era un conflicto con la Aerolínea, sino con el Gobierno Nacional, por eso esto es un paro nacional. Anoche el gobierno nos dictó una conciliación obligatoria cuando no corresponde. La medida de fuerza es legal y es constitucional. Los aeronáuticos respaldaron esta medida, no yendo a trabajar a los aeropuertos”.

Orlando Ortega, Secretario General de la  Junta Interna de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENNAF) informó que en este organismo ya hubo 100 despidos, abandono de servicios esenciales como hogares de ancianos y centros de referencia infantil. Describió, “Hay pibes que se quedan sin mamadera, ancianxs que se quedan sin quién les cambie los pañales y lxs levante de su cama cuando están en mal estado”. Por otra parte, con respecto a la reforma del Estado que realiza el gobierno, lxs trabajadorxs del organismo desconocen cuál será su destino. “Lo que nos puede pasar es que desaparezcan varias áreas esenciales de nuestro organismo o se privaticen”, afirma y para colmo, “la posibilidad de protestar luego está afectada por esta ley”.

El sector de Ciencia y Técnica movilizó a nivel federal. Augusto Bellomio, Director Regional NOA Sur de CONICET movilizado en Tucumán manifestó la preocupación por los recortes, despidos y el proyecto de Ley Ómnibus que habilita al gobierno a intervenir las entidades autárquicas del Estado entre ellas el CONICET. “Implica una pérdida total de soberanía”. Por su parte, en CABA, una amplia columna de científicos se movilizó primero al Centro Científico Tecnológico y luego al Congreso. Cecilia Gargano, investigadora, dijo “en CONICET y en las universidades tenemos ya despidos, por primera vez en 40 años de democracia se dio la suspensión de la publicación de las becas. Eso constituye una amenaza contra nuestros salarios pero también contra la ciencia y técnica en argentina”.

En Paraná, Entre Ríos, como en otras regiones, las trabajadoras del hogar estuvieron representadas, a pesar de ser un sector con dificultades para hacer un paro en su jornada laboral. Marcela, del Sindicato de Empleadas de Casas Particulares de Entre Ríos- SECFER, señaló que el sector que representa es uno de los más vulnerables actualmente y Milei apunta a sacarle más derechos, como la doble indemnización en caso de despido.

Daniel Yofra, Secretario General de Aceiteros, definió a la marcha como “un acto reflejo de la sociedad, puntualmente de lxs trabajadorxs” para pararle la mano al gobierno. “Tenemos que luchar si no queremos volver al 1800” definió. La movilización para Yofra fue de las más concurridas de los últimos 40 años y constituye un mensaje para el gobierno pero también para la dirigencia sindical nacional, “tenemos una responsabilidad, este paro muestra que los trabajadoras están dispuestos a salir en un plan de lucha para defender derechos que tanto le han costado a dirigentes que han quedado en el camino, desapariciones, persecuciones, de estar presos”, concluyó.

Estos testimonios son sólo una parte de las personas organizadas y no organizadas que se manifestaron desde Jujuy hasta Tierra del Fuego, desde Bariloche hasta Rosario y Mar del Plata. En cada provincia el paro y las manifestaciones de rechazo colmaron las calles principales y no pudo ser ocultada.

Unas pocas horas antes, en la madrugada, como ratas, diputados conseguían en un toma y daca propio de la casta el dictamen en comisiones que les permitirá al gobierno de La Libertad (no) Avanza y al PRO tratar la ley Ómnibus en el Congreso la próxima semana. Un proyecto de ley que no debe avanzar y exigirá de un plan de lucha extendido, exigido por las mayorías desesperadas y esperanzadas que buscan torcer la historia de los ganadores.